¿Por qué nos equivocamos tanto al elegir un ERP? – más allá del vertical y horizontal

Actualizado: 15 de feb de 2019

El complejo mundo de los ERPs tiende a simplificarse en exceso distinguiendo solamente entre dos grandes familias: el ERP Horizontal y el ERP Vertical.

Visión completa de los parámetros para la elección de tu ERP

En múltiples guías de cómo elegir tu ERP aparecen estas dos distinciones: vertical u horizontal. Entonces, si parece tan simple, ¿porqué nos equivocamos tanto al elegir el software para nuestra empresa? Según un estudio reciente (1) el 34,2% de las empresas están interesadas en cambiar su sistema de ERP y según Panorama Consulting el 32% de las empresas no están satisfechas con su actual ERP. Por si esto no fuera suficiente un 48% de las implantaciones no fueron exitosas. Esto significa que muchas empresas no reciben el servicio esperado. De hecho, solo el 13% de las empresas explota completamente su sistema informático. ¿Por qué hemos llegado a esta situación?

Un software ERP tiene que estar alineado con la estrategia de la empresa, ser un motor y nunca un obstáculo.

Como hemos dicho anteriormente son muchos los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir el ERP para que se adapte mejor a nuestras necesidades. Si tenemos en cuenta esto no podemos ignorar todos los matices y simplificar fijándonos sólo en dos únicas opciones. Este error lo notaremos constantemente en el día a día de nuestro negocio: en ineficacia, errores, tiempo, mal servicio, dolores de cabeza…


Por este motivo pretendemos aportar algunos matices que no deben ser ignorados cuando se habla de Vertical (específico de un sector) y Horizontal (programa estándar o adaptable). Pretendemos colaborar para minimizar la probabilidad de error. Tampoco pretendemos simplificar toda la decisión en solo estos parámetros.


Una de las primeras cuestiones planteadas es si tu empresa se diferencia de tus competidores a través de la estrategia basada en la operaciones que necesitan herramientas a medida para alcanzar los objetivos.

¿ERP Verticales?

Un ERP vertical puede hacer frente a operaciones complejas pero no diferenciadoras ya que están pensados para implementarse en empresas que tienen procedimientos muy similares entre sí.

Es decir, un ERP Vertical no es capaz de adaptarse a las necesidades de la empresa porque ofrece un producto estándar y, por definición, dificulta la diferenciación basada en las operaciones.

Ofrecen un producto completo desarrollado especialmente para las empresas que centran su actividad en un sector dónde se comportan de forma muy similar entre sí. ¿Te suena haber escuchado : “la suite de soluciones completa e integrada (ERP) para la gestión de todos los procesos de negocio propios de empresas fabricantes y distribuidoras del sector alimentario”?. Son desarrolladores de ERP que ofrecen soluciones paquetizadas para hacer frente a las diferentes áreas de gestión.


La confianza excesiva en el producto completo, tanto vertical como horizontal, puede esconder un deseo irracionalmente fundado en la solución paquetizada: en la facilidad. Por lo general una solución estándar tiende a decirte qué hacer y cómo; la empresa tiende a ajustarse a la forma de ser del software. El objetivo principal es, como expertos del sector, "enseñar" al cliente (empresa) cómo gestionar los diferentes procesos de su actividad sin necesidad de una gran personalización. Todo parece muy fácil. En este ambiente es difícil obtener herramientas que realmente impulsen la diferenciación.


Según un estudio reciente (2) el 70% de los ERP implementados están solo parcialmente personalizados. De estos, un 55% declaran que esta situación se debe a la dificultad que realmente perciben para esta personalización. No es de extrañar que después de cierto tiempo, por falta de flexibilidad real, el software no solo no nos soluciona los problemas, sino que se convierte en un problema principal. Por este motivo es muy importante que el ERP no sea un freno para la diferenciación, sino que sea capaz de acompañar a la empresa durante su evolución.


Como podemos observar en el gráfico la personalización no es una práctica suficientemente extendida y todavía queda mucho camino por recorrer.


¿ERP Horizontal?

En el caso del ERP horizontal el paradigma puede ser mucho más arriesgado. ¿Te suena también la frase: “Su empresa es muy particular, pero mi ERP hace fácilmente todo lo que usted pueda necesitar”?.

Está muy extendida la creencia de que personalizar sale caro, a corto y largo plazo. Esta es otras de la grandes falacias que los fabricantes de ERP’s nos venden y explicaría por qué solo un 1% de las empresas escogen hacerlo totalmente a medida. Pero realmente no es así. La pregunta que deberíamos hacernos es algo así como: “¿los líderes indiscutibles se adaptan al software o son líderes porque el software se adapta a su negocio?”.


Para evitar la “adhesión” al software (vertical u horizontal) aparentemente irremediable, la empresa necesita ser escuchada y entendida. Por este motivo, el proveedor de software a medida dedica la mayor parte de sus esfuerzos a entender cómo funciona una empresa. Sólo de esta forma puede saber cuáles son sus puntos fuertes y elementos críticos para, después, poder implantar el ERP con éxito. No se trata solamente de que quieras hacer algo, sino de que puedas hacerlo. Un software a medida no tiene límites y permite dar soluciones para que el cliente pueda hacer todo lo que necesite.


En resumen, a la hora de elegir un ERP la empresa tiene que ser muy consciente de a dónde quiere ir, y por tanto de lo que necesita. Simplificar la decisión por “facilitar las cosas” o para “ser prácticos” o para “avanzar deprisa” o ”esto es lo que hacen mis competidores" puede suponer una simplificación muy cara.

Es una decisión clave y, para poder obtener buenos resultados, lo más importante es

ser escuchado por el proveedor de ERP, ser entendido y que se respeten todas las especificidades de la empresa.

Con una semi-adaptación no se puede conseguir un rendimiento del 100% y al final el ERP va a ser un freno en vez de un impulsor.




(1) “El uso del software ERP en España 2017”, Softdoit.

(2) Panorama Consulting